¿Qué está impulsando a Elon Musk?

¿Qué está impulsando a Elon Musk?

Elon Musk es uno de los personajes más poderosos y controversiales de la era tecnológica. A sus 47 años, es el fundador y CEO de SpaceX -una empresa que busca reducir los costos de los viajes espaciales y permitir la colonización de Marte-, y es también co-fundador, CEO y arquitecto de producto de la empresa Tesla, dedicada al desarrollo de autos eléctricos, entre otras cosas.

Nacido en Sudáfrica, se mudó a Canadá a los 17 años, tiempo desde el cual se radicó en Norteamérica. Actualmente reside en Los Ángeles, Estados Unidos y fue recientemente reconocido por la revista Forbes como número 21 entre las personas más poderosas del mundo, y en la posición 53 entre las más ricas a nivel global.

Comenzó como emprendedor cuando tenía alrededor de 25 años y vendió sus primeras empresas a compañías como Compaq y Paypal por millonarias cifras. Pese a las revolucionarias industrias en las que se encuentran sus empresas actuales más relevantes, SpaceX y Tesla, éstas fueron fundadas hace casi dos décadas, en los años 2002 y 2003, respectivamente.

¿Qué ha sido entonces lo que ha estado impulsando al visionario Elon Musk? Es la pregunta que responde un reciente artículo de la revista Wired y que resumimos aquí para Futuro del Trabajo.

  • Propósito

Elon Musk declara que lo que busca con sus empresas es salvar a la humanidad de sí misma. Establece objetivos de largo plazo y sumamente ambiciosos, y quienes lo conocen no dudan de su propio ascenso a la estratósfera. Al perseguir estas ambiciosas metas, Elon se debate entre el triunfo y el desastre. De hecho, sus empresas estuvieron al borde de la quiebra en el año 2008, pero él ha seguido firme hacia sus tremendamente ambiciosos objetivos. El propósito de SpaceX es “hacer a la humanidad una especie multiplanetaria”.

  • Curiosidad

Quienes lo conocen bien aseguran que ha sido un devorador de libros desde temprana edad. Musk disfruta aprender, debatir y resolver problemas. Suele iniciar las conversaciones con una pregunta, y dirige toda su energía a encontrar las soluciones. Cuando las cosas se complican, Musk -cuenta sus cercanos- es un maestro para ir al fondo del asunto, al origen de las cosas para resolverlas. Algunas de sus preguntas comunes son: ¿por qué esto es de esta forma? ¿y por qué no podría ser de otra manera?. Sus conocidos declaran que tiene una mente ‘científica’ y que aunque para el 2001 no sabía nada sobre cohetes, ya para el 2007 era un experto en ellos. Musk es conocido por adentrarse en sus pasiones hasta el último detalle.

  • Perseverancia

Otra de sus características es que es implacable en el trabajo hacia sus objetivos: Musk no se da por vencido. Sean sus empresas o un tremendamente exigente ascenso en bicicleta, Elon termina lo que empieza, aunque eso signifique llevarse a sí mismo al extremo físico y psicológico. Un reciente artículo de Harvard Business Review señala que la gran diferencia entre las personas talentosas y aquellas realmente de alto potencial, es que éstas últimas están dispuestas a enfrentar y superar la incomodidad (ej. exigencia excesiva, estrés) con tal de obtener la experiencia y desarrollar las habilidades requeridas.

Elon Musk no es una persona convencional. Ha desarrollado métodos de trabajo que distan de los estándares a los que estamos acostumbrados, los que tienen un lado brillante -cuando se consiguen innovaciones fabulosas-, pero también tienen un lado oscuro para los colaboradores, en términos de exigencias excesivas en el trabajo y no respetar la vida personal. Musk es un trabajólico que usualmente dedica más de 70 horas a la semana a su(s) trabajo(s) y que de hecho se queda frecuentemente a dormir en la oficina, y espera también una dedicación similar de los demás.

¿Por qué lo hace?

Quienes han trabajado con él aseguran que no es por fama ni dinero. Dicen que nunca pone las metas en términos monetarios, sino de tiempo, y que no le importa nada el retorno sobre la inversión. Cuentan sus conocidos: “El dinero no lo motiva, es un medio para un fin muchísimo mayor. El dinero le ha permitido tomar desafíos más grandes y de largo aliento. Su único interés en el dinero es poder hacer las cosas a una escala que nadie más las ha hecho nunca. No quiere ser billonario, ni famoso. Quiere lograr las cosas por el bien de la humanidad, y sentir la gloria de lograrlo.”

Dicen que Musk pone “su corazón, su alma y su mente” en sus proyectos. Para eso, cuentan, “tienes que tener fe y pasión en lo que haces y en tus esfuerzos para que resulte. Muchos de nosotros, no podemos ver cómo podría tener éxito en estas exigentes empresas. Él no puede ver cómo puede fallar.”