El rol del Timing en los Negocios

El rol del Timing en los Negocios

Bill Gross, un empresario americano ligado al mundo del emprendimiento, analizó los factores que explican el éxito o el fracaso de los startups (y hasta lo contó en una TED Talk).

Factores de éxito de startups:

  • Financiamiento 14%
  • Modelo de Negocios 24%
  • Ideas 28%
  • Equipo 32%
  • Timing 42%

Encontró que el éxito se explicaba por 5 factores principales: Financiamiento (14%), Modelo de Negocios (24%), Ideas (28%), Equipo (32%) y el Timing, que se coronó como el más importante con un 42% de peso sobre el éxito de un startup, en el estudio de Gross.

Se suele creer que para tener éxito, es necesario contar con muchos recursos (Financiamiento). Sin embargo, hay muchas empresas que fracasan en su operación, a pesar de haber contado con abundantes recursos. El modelo de negocios es también importante, pero Gross señala que este puede ir desarrollándose en el camino (por ejemplo, Youtube no tenía modelo de negocios cuando partió). Las buenas ideas sin duda son importantes, pero no son suficientes. El Equipo es de hecho el segundo factor más relevante. Si el equipo logra adaptarse bien a la realidad y satisfacer al consumidor, un tercio del éxito estaría asegurado. Pero el indiscutible ganador como factor de éxito, fue el Timing. Un ejemplo es Airbnb. Muchos inversionistas lo dejaron pasar, pensando que era improbable que una persona arrendara su casa a un extraño. Sin embargo fue un éxito. Además de tener un buen modelo de negocios, y un gran equipo, Airbnb tenía el Timing de su lado: se lanzó en EEUU en una época de recesión, cuando la gente necesitaba el dinero extra.

Pregúntate, ¿están los consumidores listos para lo que ofreces?

Cuando se trata del timing tienes dos caminos: o tienes suerte o eres bueno.

Lo primero es que trates de analizar sistemáticamente las tendencias del ecosistema. Debes entender a tus clientes, su voluntad para adoptar nuevas soluciones y los factores que más los impactan. Necesitas nadar en el sentido de la corriente, y no contra ella, por lo tanto lo primero es entender muy bien el contexto de negocios en que se moverá tu empresa.

Llegar un poco temprano está bien, pero llegar tarde es un desastre.

Como startup está bien si llegas temprano a un mercado, mientras no sea demasiado temprano. Un nuevo startup podría intentar llegar a la oportunidad tan temprano como sea posible. Esto algunas veces funciona, pero tiene sus riesgos. A veces aquello en lo que estás invirtiendo todos tus recursos, nunca despega, y esto representa un gran riesgo para una empresa naciente. También es interesante notar que muchas empresas exitosas no fueron de hecho las primeras en irrumpir en el mercado, sino que fueron “seguidores tempranos” que entraron al mercado inmediatamente después que un producto/servicio había sido ya validado por alguien más. Google no inventó las búsquedas por internet, ni Facebook inventó las redes sociales.

Si llegas tarde, lo más probable es que pierdas. Cuando un mercado está maduro, los costos de participar son significativamente mayores que en los inicios, y sólo quienes hayan asegurado el mejor talento, la mejor provisión y distribución, tendrán los márgenes necesarios para participar.

Al final del día, el Timing es meramente una función de encontrar el balance adecuado entre la oferta y la demanda. Debes encontrar el punto preciso en el que la demanda excede la oferta para hacer tu trabajo más fácil y desarrollar tu camino antes que el mercado se consolide. Puedes darte el lujo de salir mal en muchas cosas, si el timing te sale bien.

Como te contamos en otro artículo: es importante aplicar rigor en el análisis, de modo de identificar y reconocer patrones ad-hoc a las diferentes situaciones: experimentar y aprender.

Nos inspiraron hoy:

https://www.inc.com/neal-cabage/why-timing-is-everything.html

https://www.inc.com/chris-dessi/this-ted-talk-explains-the-5-reasons-why-startups-succeed.html

https://www.inc.com/patrick-henry/want-to-launch-an-explosively-growing-startup-heres-why-timing-is-huge.html