Agilidad en Chile por Agustín Villena: La Nueva Forma de Trabajar

Agilidad en Chile por Agustín Villena: La Nueva Forma de Trabajar

Recientemente el equipo de Futuro del Trabajo tuvo la oportunidad de conversar con Agustín Villena, pionero de la agilidad en Chile (partió el 2002) y fundador de la comunidad ágil local el 2007, que ya tiene cientos de miembros que llevan la bandera de esta nueva forma de entender el trabajo.

Se encontraba como invitado especial en el taller dictado por el también pionero del agilismo colombiano Luis Mulato, acerca de cómo enfrentar desde la mentalidad ágil el tema del Liderazgo.

¿De qué se trata el taller de Management 3.0?

Este curso de Management 3.0 impartido por Luis Mulato sirve para descubrir cómo se dan las estructuras de poder y cómo poder empezar a hackearlas a partir de herramientas sencillas que te permitan ir descubriendo ciertas distinciones. Por ejemplo, cuánto estás disponible a delegar en el equipo o no, y cómo logras que se haga trasparente. Cuáles son las preguntas que se pueden hacer o no se pueden hacer, ya que es un proceso gradual.

También nos da herramientas sencillas, como por ejemplo algunas que nos permiten dar feedback positivo al equipo de forma visual y varias otras prácticas que viene con este tour que se llama Management 3.0.

¿Cómo has vivido el desarrollo de la agilidad en Chile?

Yo partí en el tema de agilidad en Chile el año 2002, a estas alturas unos 17 años atrás. Principalmente con proyectos universitarios, en la Universidad de Chile, dentro del departamento de Ciencias de la Computación con procesos muy experimentales, algo que era muy extraño para la gente. En esos momentos venían las metodologías súper duras, súper costosas, súper documentadas. Mucho esfuerzo de documentación y poco esfuerzo en generar valor.

A partir de varios experimentos realizados en la Universidad y después llevado a empresas con proyectos piloto junto a gente que han sido los iniciadores y evangelizadores de este método empezamos a ver que fue empezando a propagarse. Pero hace solo tres años, a fines del 2013 -2014 la cosa empezó a prender y la gente empezó a conocer.

¿Cuáles son los principales desafíos que has visto?

Siempre el objetivo ha sido ser más eficientes, pero la gente a veces entiende esa eficiencia medio mal. No se trata de ser más rápido, se trata de generar valor más rápido, no hacer más.

El mayor desafío que implica la agilidad también está asociado a su beneficio de generar organizaciones que aprendan ya que para eso es necesario espacios de reflexión y espacios donde finalmente se aproveche todo ese talento que está desperdiciado en las organizaciones por estas estructuras mecanicistas que hemos puesto sobre ellas, por eso ha sido un desafío.

 ¿Cómo ves la situación actual de la agilidad en Chile?

Veo que se ha sumado mucha gente muy interesante. En Chile hemos tenido la suerte que ha venido bastante talento de afuera a enriquecer lo que está haciendo la Industria ágil local.

Tenemos muchos desafíos, pero el tema principal es no perder la esperanza en el sentido de que a pesar que las estructuras aún se resistan tenemos la posibilidad de generar dinámicas más humanas y que prosperen siempre generando valor a las personas.